Sukhothai y Kamphaeng Phet

Wat Phra Kaeo en Kamphaeng Phet

Y haciendo autostop llegué hace 2 semanas a Sukhothai, capital del reino del mismo nombre que existió entre los siglos XIII y XV antes de ser absorbido por el de Ayutthaya. En esta población se encuentra el Historical Park de Sukhothai, un recinto donde se encuentran las ruinas de dicho reino (Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, como el de Ayutthaya). Está dividido en varias zonas y cada una cuesta 100 bahts (unos 2,5€) para farangs (observaréis que en Tailandia todo tiene oficialmente un precio local, muchas veces gratuito, y un precio farang, unas 5-10 veces mayor que el local). Se puede alquilar una bicicleta (mucho más cómodo para recorrer el recinto) por 30 bahts en los establecimientos de alrededor (+10 bahts por entrar con bici al recinto). 1 o 2 horas son más que suficientes para recorrer la zona central con la bici. El resto de zonas son similares, con lo que yo creo que no merecen la pena (ni siquiera me acerqué a verlas).


Por cierto, para los amantes de las ruinas el día anterior estuve en Kamphaeng Phet, parte del reino de Sukhothai. Tienen su propio parque (que pertenece al mismo conjunto que el de Sukhothai y, por tanto, es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y cuesta otros 100 bahts) y algunas de las que hay fuera son gratis (como Wat Phra Kaeo) y no tienen nada que envidiar a las demás.


En esta pequeña ciudad además no pasaréis desapercibidos. Todo el mundo te sonríe, te saluda y te pregunta si necesitas ayuda. ¡No hay farangs!

Tocaba seguir haciendo autostop hasta Chiang Mai y me quedaban pocas horas de sol. De hecho, no conseguí llegar. Se me hizo de noche en Tak y aunque intenté continuar se hizo imposible y un motorista me llevó a la estación de autobuses. A cambio de tener que comprar el billete para ir a Chiang Mai (192 bahts, pero los autobuses regionales aquí son hiper-cómodos con asientos súper reclinables, les dan mil vueltas a los Alsa y AutoRes. Nada que ver con los urbanos laughing ) conocí a Andrea y a Hannah, dos chicas estadounidenses que enseñaban inglés en la ciudad y que se iban el finde de escapada a Chiang Mai. Compartimos penas porque resulta que al día siguiente era el cumpleaños del Rey y estaba todo súper petado. Conseguimos coger un autobús un tanto tarde y llegamos ya a Chiang Mai a eso de la 1 de la mañana. Regateamos con el conductor del Tuk-Tuk que nos llevó al centro de la ciudad y a un par de pensiones. ¡Pero todo estaba lleno! Tras dar algunas vueltas nos ofrecieron dormir en una pensión por 100 bahts en un colchón en el que fácilmente podría encontrar vida aparte de la mía propia. Menudo cuchitril joy joy Al día siguiente buscaríamos otro sitio.



2 thoughts on “Sukhothai y Kamphaeng Phet

  1. Elnuman says:

    Hola me llamo Manuel. Soy conductor en la 152 y hoy, como tantos días, he acercado a su señora madre a Alcalá. Pues bien rajando y rajando me comento lo de tu aventura y aluciné. Quise saber más detalles, pero, para mi desgracia, ya se tenía que bajar y me quedé con las ganas, aunque antes pudo comentarme lo del blog, que rapidamente apunté……tenía curiosidad. Siento envidia, sana envidia por supuesto, de tu determinación y decisión por cumplir un sueño. Enhorabuena.
    Tengo que reconocer que esta mañana entre cabecera y cabecera cotilleé tu aventura en Rumanía, y me pareció interesante y graciosa. Yo también tengo mucha suerte derjándome las cosas por ahí olvidadas…..jajajajaja
    Te deseo la mayor de las suerte, y yo desde aqui por supuesto te seguiré porque me ha enganchado esta hazaña que muchos de nosotros ni por asomo nos atreveríamos a hacer, por mucho que lo deseemos…..muchos estamos muy atrapados ya por el sistema.
    Muchas gracias y Feliz Año que entra por aquellos lares.

    • Hola Manuel!! Muchísimas gracias!!
      Me alegro de que seas partícipe de esta aventura! Y… bueno, nunca es tarde!! Tal vez no para hacer algo tan radical, pero un algo intermedio siempre puede venir bien, jejejeje
      Mucho ánimo con todo y Feliz Año a ti también!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *